¿Cómo usar máscaras en acuarela?

¿Qué son las máscaras

Llamamos máscara a una zona que será reservada del color en nuestro trabajo, y en general lo haremos para proteger el blanco del papel. Estas máscaras se realizan utilizando serie de productos indicados para ello.

Debes recordar que el color blanco en la acuarela es el color del papel, y esa es nuestra luz. Así, cuando te plantees un trabajo, siempre habrá zonas que deberás reservar con el fin de resaltar las zonas de luz en contraste con las zonas de sombra.

Las zonas reservadas, antes o después de haber pintado sobre ellas, y sobre las que ya no incidiremos en más ocasiones, debemos protegerlas utilizando un producto indicado para ello.

Lo más indicado para enmascarar una zona es, utilizar un lí­quido para enmascarar. Estos líquidos son una solución de látex que se extiende sobre la zona que queremos que preservar, lo aplicamos, lo dejaremos secar, y continuaremos con nuestro trabajo.

Los productos de látex para enmascarar se aplican con pincel. Una vez quieras retirarlo, se retira fácilmente. Tan solo debes arrastrar el látex con el dedo y se desprenderá con facilidad.

Recuerda, lava bien el pincel después de aplicar el líquido para enmascarar.

Otra opción para enmascarar una zona es, utilizar una cinta que se adhiere al papel con la finalidad para proteger del color las superficies que queramos reservar. Esta opción es muy utilizada para trazar líneas muy precisas y perfilar zonas.

Cómo pintar con acuarela en seco?

Técnica seco sobre seco en acuarela.

A la hora de pintar con acuarela se conoce como acuarela en seco a la técnica de aplicar el color en el papel de acuarela totalmente seco. Este procedimiento se realiza con un pincel seco, tomando los pigmentos casi sin diluir.

Nuestro primer paso será pintar con acuarela aplicando baños tenues, y superponiendo un color sobre otro cuando la capa está seca. Es decir, inicialmente emplearemos la técnica “húmedo sobre húmedo“.

En la resolución de un trabajo, normalmente, se emplean ambas técnicas, la acuarela húmeda para cubrir y colorear grandes superficies, los llamados segundos planos, y una segunda capa para resaltar lo primeros planos, o para añadir detalles finales, sin que se mezclen los colores.

El pincel seco también es muy útil para desdibujar un plano, empleando para ello utilizamos pinceles viejos y deformados, o para enmascarar contornos muy definidos.

Capas, la superposición del color.

La aplicación de un color sobre otro que ya está seco, se conoce como superposición, y tienen una gran importancia en la acuarela. Es uno de los procesos necesarios para añadir calidades abstractas al color.

El color básico o color general utilizado para el fondo, influirá en el resto de los colores transparentes que le apliquemos en las capas superiores.

En general se aplica primero el color más cálido para después añadir una capa superior con un color frí­o.

Por ejemplo, para obtener un color naranja, primero ponemos el color rojo (cálido), y una vez seco, añadiremos el color amarillo (frío) en la capa superior.

Si actúas al inverso, poniendo primero el color frío y a continuación el cálido, el resultado es totalmente diferente; el color frío neutraliza al cálido y lo ensuciar?.

¿Dónde funciona mejor la técnica del pincel seco?

La técnica del pincel seco funciona mucho mejor con un papel de grano medio a grueso. Al utilizar este tipo de papel se logra que una pincelada seca quede sesgada, y con textura, esta manera de pintar con acuarela es muy útil para sugerir superficies rugosas, como en el caso de piedras y rocas.

El pincel seco es la técnica con acuarela que mediante una pincelada corta que funciona muy bien para añadir texturas en árboles, hierbas, paredes, brillos, etc. El uso de esta técnica con acuarela es gigantesco.

¿Qué pincel es el mejor para lograr efectos de mayor textura?

Puedes pintar con acuarela en seco utilizando cualquier pincel, pero para obtención de pinceladas con gran textura es recomendable un pincel de cerda dura, plano, o de lengua de gato.

Hay algunas publicaciones recientes sobre pintura con acuarela muy recomendables, Acuarela desde cero es una de ellas.

Puedes continuar viendo algunos trucos y recursos en la acuarela.

Húmedo sobre húmedo.

Acuarelas y papel recomendado.

Es importante tanto la calidad de las acuarelas utilizadas como el tipo de papel usado como soporte. Tanto la calidad y concentración de los pigmentos con los que las acuarelas han sido fabricadas como la capacidad de absorción y su resistencia a los lavados del papel determinaran que obtengamos unos buenos resultados.

¿No tienes claro las acuarelas o el papel a utilizar? Te recomiendo que visites los siguientes enlaces: Las mejores acuarelas y el mejor papel para acuarelas.

En mi caso yo utilizo tres marcas de acuarelas que te recomiendo especialmente: Acuarelas Sennelier, acuarelas Daniel Smith y las acuarelas Winsor&Newton. Estas tres marcas ofrecen unos excelentes resultados en esta técnica y en todas las demás, siempre que el soporte sea un soporte de calidad. Yo utilizo como soporte un papel de Arches de 300 gr.

Recuerda que, a diferencia de otras técnicas, en la pintura a la acuarela los materiales sí tienen gran relevancia en cuanto al resultado final.

La voz de la experiencia.

Técnicas de la pintura a la acuarela.

Húmedo sobre húmedo.

Hablamos de una de las técnicas con acuarela más utilizada por los acuarelistas, la técnica del papel mojado para pintar con acuarela es también conocida como “húmedo sobre húmedo“.

Esta técnica con acuarela consiste en mojar o humedecer el papel sobre el que vamos a pintar y, a continuación, con el pincel bien cargado de color damos pinceladas, horizontales, suaves, inclinado el papel para hacer correr el color consiguiendo así un degradado.

También podríamos conseguir un color totalmente plano, sin ningún degradado, simplemente dejando el papel totalmente plano y cargando el pincel, en cada pasada, con la misma cantidad de tinta o color. A estas capas de pintura se les denomina “aguadas“, “baños” o “capas de lavado“.

Es importante recordar, que debemos esperar al secado de cada una de las capas antes de proceder a pintar con acuarela las siguiente capa

Después, y una vez seca la primera capa, se pueden superponer distintos baños. Si los baños anteriores no se han secado, se mezclaran los colores, produciendo en la mayoría de las ocasiones, efectos no deseados.

Fusión

Esta técnica para pintar con acuarela es una práctica que bebe ser realizada sobre un color aún húmedo, con el fin de cambiar o variar el tono o color original en aquellas partes donde sea necesario.

Se trata de una superposición sobre húmedo que ofrece grandes posibilidades y nos ofrece múltiples efectos para aplicar sobre los paisajes. Una ampliación de este medio técnico es el goteado.

El goteado (dripping)

Es más bien una ampliación o variante de las técnicas de acuarela citadas anteriormente, consiste en aprovechar el momento en que una tinta está aún húmeda para depositar sobre ella una o varias gotas de un pincel bien cargado con agua pura, con la misma tinta en intensidad diferente, o con otro color.

Nuestro objetivo es lograr que la gota se funda “casualmente” aunque estemos guiándola. Lo lograremos inclinando el papel hacia uno u otro lado teniendo en cuenta el grado de humedad que en ese momento mantenga nuestro papel.

Casos supuestos.

Evidentemente no obtendremos los mismos resultados si el papel esta muy húmedo y el pincel con el que “goteamos” deposita poca cantidad de pigmento, o si por el contrario, el papel tiene poca humedad y el pincel lleva una carga considerable.

  • En el primer caso, el color vertido con el pincel se diluirá con el color de fondo.
  • En el segundo caso, el color vertido con el pincel se mezclará con el color ya depositado en el papel, pero conservando unos bordes radiantes y bien definidos. 

Un color mezclado con otro por este método, siempre que no se les altere después de haberlo goteado, determina una composición desintegrada y desigual, en la que los dos colores, aunque mezclados, se aprecian distintos.

Este recurso a la hora de pintar con acuarela es excelente para cielos, follaje, carnes y en la resolución de nubes. Goteando, los colores dorados y cálidos, en intensidades claras sobre las partes iluminadas, y los fríos y más intensos en las zonas de sombra.

El color goteado puede modificar cualquier baño y dar calidades más ricas creando excelentes efectos de textura.

Si se quiere aplicar el goteado sobre un baño ya seco, humedece éste con agua limpia que ablande el color aplicado. Cuando el color esté lo suficientemente blando, sin que el papel se halle excesivamente saturado de humedad, será el momento de aplicar las gotas del color.

¿Cómo pintar una transición de colores?

A las técnicas con acuarela para pasar de un color a otro de forma gradual, evitando que aparezcan líneas divisorias claras y marcadas se las llama transiciones.

Si queremos lograr buenas transiciones en nuestro trabajo, haremos lo siguiente:

Extenderemos el primer color sobre nuestro papel, a continuación de haber extendido el primer color sobre el papel, y sabiéndolo con una cantidad de humedad suficiente. Extenderemos la segunda capa, e inclinaremos unos 15, ó 20 grados el soporte para que se mezclen los colores.

Así, lograremos la transición entre nuestros colores elegidos.

Una vez obtenida la mezcla en la zona escogida situaremos el tablero nuevamente en horizontal y seguimos aportando el siguiente color.

Por este método se obtienen unas bellas fusiones que resultan útiles y de gran efectismo para cielos, reflejos, etc.

Es posible que busques profundizar más en estas técnicas con acuarela, mi consejo es que practiques mucho. Si necesitas mejor guía y consejo, te dejo este enlace, Curso de dibujo y pintura. Acuarela.

Continuar a la próxima entrada: Pintar con acuarela en seco.

Pintar con acuarelas (trucos)

Trucos y recursos para pintar con acuarelas

El Raspado o esgrafiado .

Podemos realizar está acción tanto con la pintura húmeda como seca. Si procedes cuando la pintura está todavía húmeda puedes rascar con un pincel de pelo duro para levantar o aclarar los colores, logrando de este modo obtener luces en tu pintura.
Si lo haces una vez está seca la pintura, utiliza una cuchilla o una tarjeta de plástico dura, rasca sobre la zona con un movimiento enérgico. En papeles con mucho grano, eliminarás el color de las partes más salientes del papel, esto creará efectos de luz y unas textura muy efectistas.

El estarcido.

Por este método, podemos crear unas texturas de gran efectismo. Utilizando un cepillo de dientes o un pincel corto de pelo duro, cargado de color bastante diluido y le daremos unos pequeños golpes bruscos consiguiendo unas salpicaduras que generaran manchas aleatorias, seguidamente, cargaremos el pincel con un color distinto y menos agua, rascaremos las cerdas del pincel de tal manera que mancharemos encima de las primeras gotas, siendo estas últimas más pequeña que las anteriores. Puedes repetir el proceso tantas veces como nos sea necesario hasta que obtener el resultado deseado.

Los desvastes

Deja caer gotas de agua limpia sobre la base de color. De esta manera se formarán manchas caprichosas y difíciles de controlar. Suelen ser manchas llenas de belleza y gran expresividad.

El estampado con cartulina.

Para lograr líneas rectas, es útil usar una cartulina gruesa y lo más rígida posible. Se impregna la cartulina por una de sus aristas y posteriormente se estampa sobre el papel. Este truco es muy útil para delimitar espacios, crear cercas, realizar bordes de tejados, etc.

Crear un efecto de cristales o de nieve.

Si deseas dar un efecto de cristalización al agua o cuando trabajes en paisajes nevados, usa sal mientras los colores todavía se mantienen húmedos sobre el papel. Debes calcular el momento en que vayas a verter los granos de sal, es necesario que el papel tenga la suficiente humedad. No es necesario demasiada agua para lograr el efecto en cuestión.
Para conseguir otros efectos similares, podemos hace bolas pequeñas de papel y la utilizaremos en la misma forma que la sal. También puedes utilizar hilos colocándolos sobre la pintura cuando todavía esté húmeda. Deja que seque la pintura y retira los restos de sal, hilos, o papel.

El uso de la esponja.

En la pintura a la acuarela, la esponja es un elemento primordial, y tan necesaria como el pincel. Se utiliza para realizan baños rápidos y completos del papel. Sobre papel seco con un color no muy diluido puedes realizar texturas. Si utilizas la esponja como si fuese un sello sucesivamente con dos o tres tintas, puedes lograr unos matorrales o arbustos de gran efecto pictórico. También puedes utilizarla sobre el papel mientras esté húmedo para sacar luces o aclarar zonas.

Retira el exceso de color en el borde.

Cuando hay exceso de agua, suele depositarse en los bordes creando unos bordes duros y feos que podrás corregir mientras el papel conserve la humedad. Para retirar el exceso de agua y color utiliza un pincel seco, una esponja, un paño limpio, o un papel secante. 

El pulverizador de agua.

Algunos acuarelistas usan un pulverizador para conseguir algunos efectos en cielos y suelos. Con una esponja mojada, humedece el área que quieras pintar y, a continuación, rocía algunos de los bordes del área con un pulverizador. Cuando añadas el color, obtendrás un efecto en los bordes muy interesantes que sólo se pueden conseguir usando un pulverizador.

El levantado y la goma de borrar.

Hay que hacerlo siempre sobre el papel seco, pues, cualquier pigmento, puede aclararse frotando con una goma de borrar. Sobre el papel de grano y frotando una goma sobre la superficie se pueden obtener efectos granulados y texturas. No se debe borrar cuando el papel esté todavía húmedo o presionar con exceso de agua. Sobre un baño húmedo se puede realizar un rayado con el filo de una goma y obtenerse así, una serie de líneas para algún efecto especial. Cualquier baño se puede modificar, elevándolo o reduciéndolo, antes de que seque; el resultado depende del grado de humedad del baño en el momento de aplicar el levantado.

Dedicamos una especial atención a ¿cómo usar máscaras en acuarela?.

¿Introducción a la acuarela?

Aprende a pintar a la acuarela.

Este espacio pretende servir a modo de guía de introducción para principiantes y para todos aquellos que se quieren aprender a pintar a la acuarela. Así mismo, se pretende facilitar información básica al respecto, algunos trucos, publicaciones, y consejos de utilidad.

Todos sabemos que la acuarela es una técnica seductora que subyuga a muchos al ofrecerles la impresión de una engañosa facilidad. En la mayoría de las ocasiones, aquellos que alegremente se lanzan a pintar con acuarelas sin conocer la técnica, terminan sumidos en el desaliento y olvidándolas.

¿Qué requiere de nosotros la técnica de la acuarela?

Las acuarelas requieren de estudio y de una constancia obstinada con el fin de conocer la técnica. Si al final quieres resolver con eficacia los retos que planteará tu obra, deberás profundizar en el conocimiento práctico.

¿Quieres aprender a pintar a la acuarela? Si quieres aprender a pintar, ¡pinta! Pero hazlo con un plan establecido, sigue un método. No corras, ten siempre presente que es necesario errar y aprender de los errores. Se amable contigo mismo, pero no seas condescendiente, ni perezoso.

No hay trucos, ni magias, ni hechizos, ni tampoco bebedizos, que puedan convertirte en aquello que necesita de la experiencia para formarse.

A buen seguro los primeros resultados no serán todo lo buenos que imaginaste, evita caer en el desánimo, siempre hay que continuar insistiendo. No dejes de pintar, intenta hacerlo a diario. Si no puedes hacerlo, intenta llevar contigo un pequeño bloc para esbozar las ideas que se pasen por la cabeza, o para hacer un pequeño croquis del lugar donde te encuentras, el café que estás tomando,… Todo a tu alrededor es válido e inspirador, si así lo deseas.

La única forma que existe para aprender a pintar es pintando.

La voz del artista.

El éxito, sólo llegará de la mano de una voluntad inquebrantable de mejorar y aprender. Recuerda, aquello que se aprende de forma teórica, rara vez nos sirve de mucho, y normalmente se olvida con facilidad. Ten siempre presente, que de nada te servirá el conocimiento sin la práctica; y sin la práctica y la experiencia no habrá un conocimiento real.

Has de tener presente que el conocimiento de una técnica artística no es un camino desordenado. La impaciencia y la precipitación sólo generan cansancio, y normalmente, llevan a la desilusión y a la desesperanza.

Si quieres conocer esta técnica de la mano de un gran maestro actual de reconocido prestigio internacional, este DVD puede ser de tu interés : Impresiones en acuarela – Alvaro Castagnet

Continua a la próxima entrada: Pintar con acuarela.

Los mejores pinceles para acuarela.

Aprende a reconocer los mejores pinceles para acuarela. Los pinceles son una de las herramientas que resulta indispensables para pintar acuarela. En el mercado existen muchas variedades y calidades de pinceles, aunque para pintar acuarela no son necesarios mas de dos o tres pinceles.

Mi propósito es, que al final de esta entrada hayas aprendido a reconocer el mejor pincel de acuarela para ti. Cualquiera de los sets de pinceles recomendados en esta entrada son suficientes para la realización de un buen trabajo.

Se utiliza un pincel grueso para humedecer el papel y para pintar fondos y grandes extensiones, por la capacidad que estos tienen para retener una gran carga de agua, estos tipos de pinceles pueden ser planos o redondos.

Los pinceles se identifican mediante un número, cuanto mayor sea el número más grande y grueso será el pincel. El pincel de mayor tamaño se utiliza para fondos y grandes trazos, con el fin de evitar demasiados toques que terminarían por dañar el papel.

Para realizar líneas finas como las ramas de los árboles o la hierba, se utiliza un pincel largo y estrecho, a este proceso se le denomina perfilar.

Un pincel plano nos permitirá realizar texturas y superposiciones planas, mientras que un pincel corto de pelo duro nos ayudaría realizar efectos de estarcido, pequeñas raspaduras sobre papel húmedo para eliminar pequeñas áreas de pintura.

Si estás buscando unos pinceles para comenzar los enlaces siguientes pueden serte de utilidad:

Partes de un pincel:

Un pincel consta de varios elementos: el mango, la virola y el pelo. Estos tres elementos determinan en mayor o menor grado la calidad final de un pincel.

El mango

Es la parte de madera barnizada la parte por donde asimos el pincel. Su longitud depende del fin para el que está destinado. En principio, podemos decir que el mango corto se usa para las técnicas de acuarela y diseño, y el mango largo o muy largo para óleo o acrílico.

Normalmente es aquí donde lleva grabado un número que es el que determina su tamaño y en general también incluye el nombre del fabricante o la serie.

La virola

Es la parte que une y sujeta el pelo al mango. Las virolas de pinceles más baratos suelen ser de lata y llevar una junta de soldadura. Algunas de mejor calidad son de aluminio sin soldadura. Los pinceles de mejor calidad disponen de una virola inoxidable de latón niquelado sin soldadura. Para una conservación duradera.

EL haz de pelo.

Es el elemento más importante del pincel. En general, los mejores pinceles son de pelo natural de animal. Pero hoy en día los fabricados con filamentos sintéticos son los más abundantes en el mercado.

En la actualidad existen en el mercado un tipo de pincel sint?tico fabricado con fibras de gran calidad para la pintura con acuarela, que ofrecen magn?ficos resultados.

Tipos de pelo utilizados en la fabricación de pinceles.

Cada tipo de pelo tiene sus propias características, y son estas las que confieren al pincel un carácter propio. A continuación, describir? los tipos de pelo, que es la particularidad que determina la calidad final de los mejores pinceles para acuarela.

Kolimsky (Siberia) los mejores pinceles

La cola de marta roja Kolimsky (Siberia) proporciona el pelo de mejor calidad para los pinceles de acuarela. Este pelo garantiza un gran poder de absorción de agua y pintura, una excelente elasticidad que permite que el pelo vuelva siempre a su forma original, y posee gran resistencia que garantiza su larga duración.

Su capacidad de absorción de agua permite pintar grandes superficies, y las características del mechón de pelo de marta que posee una punta afilada permite realizar de trabajos de detalle.

Los pinceles confeccionados con pelo de marta rojo ofrecen también una gran capacidad de absorción de agua y pintura, buena elasticidad y larga duración, y permiten la formación de una buena punta. Generalmente se utilizan para pintar con acuarela, pero también pueden emplearse para otras técnicas.

Pelo de ardilla.

Algunos pintores prefieren los pinceles de pelo de cola de ardilla también llamado petit gris. Proporciona un tipo de pelo excelente por su suavidad y capacidad de absorción de agua, por lo que es muy adecuado para acuarela. Sus características le hacen muy apropiado tanto para dar grandes superficies de color, como para deslavados.

El pelo de oreja de buey

Procede como su nombre indica del pelo de la parte delantera de las orejas del ganado vacuno. Normalmente se utiliza como alternativa económica a otros pinceles fabricados con pelo suave, es razonablemente elástico y muy duradero. Los pinceles de este tipo de pelo pueden utilizarse prácticamente para todo tipo de pintura.

Pelo sabeline

Los pinceles de pelo sabeline son en realidad una imitación a la marta roja, su color es similar y e obtiene de las mejores calidades de pelo blanco de oreja de buey, sometiendo estas a un proceso de coloración que les da un aspecto similar al de la marta roja.

Pelo sintÉtico.

Debido a la escasez de pelo de marta y a su elevado precio, se ha desarrollado un tipo de pelo sintético con el fin de obtener un pincel de l características similares a un precio más asequible. Para ello, se utilizan fibras de materiales sintéticos como el poliéster de punta muy afilada, dando un resultado satisfactorio y adecuándose a todo tipo de técnicas pictóricas.

Existen otros muchos tipos de pinceles construidos con pelos naturales de cerda, de turan, de comadreja, los de pelo de pony conocidos como “pelo de camello”, y pelos sintéticos de poliamida, Nylón, Perlan, Taklon y otros similares. También existe en el mercado pinceles con punta de goma?usados para conseguir algunos efectos en la textura y acabado, y los pinceles con depósito de agua muy utilizados por Urban Sketchers para su práctica al aire libre.

Las mejores marcas fabricantes de pinceles.

Te aconsejo que visites la selección de pinceles de mi página, lo encontrarás todo bastante más ordenado y con mayor facilidad. De todos modos te dejo a continuación estos enlaces generales a la sección de pinceles de cada una de las marcas.

  • Winsor & Newton
  • Escoda
  • Raphael
  • Hake

Limpieza y mantenimiento de los pinceles para acuarela.

En el caso de los pinceles empleados en pintar acuarela, como en el de cualquier otro tipo de pincel. Cabe señalar que los mejores pinceles representan una inversión importante en el conjunto de la actividad, es por lo que es preciso cuidarlos para su buena conservación.

Advertir en primer lugar que, los pinceles que se usan para pintar acuarela nunca deben emplearse para manejar otras pinturas, óleos o acrílicos, esta práctica los deterioran eliminando la elasticidad y acortando la vida de los pinceles.

Mientras trabajas, nunca debes dejar el pincel metido en el recipiente con agua con el haz de pelo tocando el fondo, pues, al cabo del tiempo, el haz pelo se deforma destruyendo las cualidades del pincel.

Cuando termines la sesión de trabajo es preciso limpiar a fondo los pinceles. Lavarlos en agua limpia utilizando también un jabón suave. Procurar que eliminar todo el pigmento que puedan haber retenido en lo más profundo, ya que, de no ser así, cuando volvamos a usar el pincel posiblemente nos altere cualquier color.

Finalmente, los pinceles deben guardarse protegiendo el haz de pelo, procurando que no sufra ninguna deformaci?n.