Húmedo sobre húmedo.

Acuarelas y papel recomendado.

Es importante tanto la calidad de las acuarelas utilizadas como el tipo de papel usado como soporte. Tanto la calidad y concentración de los pigmentos con los que las acuarelas han sido fabricadas como la capacidad de absorción y su resistencia a los lavados del papel determinaran que obtengamos unos buenos resultados.

¿No tienes claro las acuarelas o el papel a utilizar? Te recomiendo que visites los siguientes enlaces: Las mejores acuarelas y el mejor papel para acuarelas.


En mi caso yo utilizo tres marcas de acuarelas que te recomiendo especialmente: Acuarelas Sennelier, acuarelas Daniel Smith y las acuarelas Winsor&Newton. Estas tres marcas ofrecen unos excelentes resultados en esta técnica y en todas las demás, siempre que el soporte sea un soporte de calidad. Yo utilizo como soporte un papel de Arches de 300 gr.

Recuerda que, a diferencia de otras técnicas, en la pintura a la acuarela los materiales sí tienen gran relevancia en cuanto al resultado final.

La voz de la experiencia.

Técnicas de la pintura a la acuarela.

Húmedo sobre húmedo.

Hablamos de una de las técnicas con acuarela más utilizada por los acuarelistas, la técnica del papel mojado para pintar con acuarela es también conocida como “húmedo sobre húmedo“.

Esta técnica con acuarela consiste en mojar o humedecer el papel sobre el que vamos a pintar y, a continuación, con el pincel bien cargado de color damos pinceladas, horizontales, suaves, inclinado el papel para hacer correr el color consiguiendo así un degradado.

También podríamos conseguir un color totalmente plano, sin ningún degradado, simplemente dejando el papel totalmente plano y cargando el pincel, en cada pasada, con la misma cantidad de tinta o color. A estas capas de pintura se les denomina “aguadas“, “baños” o “capas de lavado“.

Es importante recordar, que debemos esperar al secado de cada una de las capas antes de proceder a pintar con acuarela las siguiente capa

Después, y una vez seca la primera capa, se pueden superponer distintos baños. Si los baños anteriores no se han secado, se mezclaran los colores, produciendo en la mayoría de las ocasiones, efectos no deseados.

Fusión

Esta técnica para pintar con acuarela es una práctica que bebe ser realizada sobre un color aún húmedo, con el fin de cambiar o variar el tono o color original en aquellas partes donde sea necesario.

Se trata de una superposición sobre húmedo que ofrece grandes posibilidades y nos ofrece múltiples efectos para aplicar sobre los paisajes. Una ampliación de este medio técnico es el goteado.

El goteado (dripping)

Es más bien una ampliación o variante de las técnicas de acuarela citadas anteriormente, consiste en aprovechar el momento en que una tinta está aún húmeda para depositar sobre ella una o varias gotas de un pincel bien cargado con agua pura, con la misma tinta en intensidad diferente, o con otro color.

Nuestro objetivo es lograr que la gota se funda “casualmente” aunque estemos guiándola. Lo lograremos inclinando el papel hacia uno u otro lado teniendo en cuenta el grado de humedad que en ese momento mantenga nuestro papel.

Casos supuestos.

Evidentemente no obtendremos los mismos resultados si el papel esta muy húmedo y el pincel con el que “goteamos” deposita poca cantidad de pigmento, o si por el contrario, el papel tiene poca humedad y el pincel lleva una carga considerable.

  • En el primer caso, el color vertido con el pincel se diluirá con el color de fondo.
  • En el segundo caso, el color vertido con el pincel se mezclará con el color ya depositado en el papel, pero conservando unos bordes radiantes y bien definidos. 

Un color mezclado con otro por este método, siempre que no se les altere después de haberlo goteado, determina una composición desintegrada y desigual, en la que los dos colores, aunque mezclados, se aprecian distintos.

Este recurso a la hora de pintar con acuarela es excelente para cielos, follaje, carnes y en la resolución de nubes. Goteando, los colores dorados y cálidos, en intensidades claras sobre las partes iluminadas, y los fríos y más intensos en las zonas de sombra.

El color goteado puede modificar cualquier baño y dar calidades más ricas creando excelentes efectos de textura.

Si se quiere aplicar el goteado sobre un baño ya seco, humedece éste con agua limpia que ablande el color aplicado. Cuando el color esté lo suficientemente blando, sin que el papel se halle excesivamente saturado de humedad, será el momento de aplicar las gotas del color.

¿Cómo pintar una transición de colores?

A las técnicas con acuarela para pasar de un color a otro de forma gradual, evitando que aparezcan líneas divisorias claras y marcadas se las llama transiciones.

Si queremos lograr buenas transiciones en nuestro trabajo, haremos lo siguiente:

Extenderemos el primer color sobre nuestro papel, a continuación de haber extendido el primer color sobre el papel, y sabiéndolo con una cantidad de humedad suficiente. Extenderemos la segunda capa, e inclinaremos unos 15, ó 20 grados el soporte para que se mezclen los colores.

Así, lograremos la transición entre nuestros colores elegidos.

Una vez obtenida la mezcla en la zona escogida situaremos el tablero nuevamente en horizontal y seguimos aportando el siguiente color.

Por este método se obtienen unas bellas fusiones que resultan útiles y de gran efectismo para cielos, reflejos, etc.

Es posible que busques profundizar más en estas técnicas con acuarela, mi consejo es que practiques mucho. Si necesitas mejor guía y consejo, te dejo este enlace, Curso de dibujo y pintura. Acuarela

Continuar a la próxima entrada: Pintar con acuarela en seco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *