La paleta de acuarelas.

Paleta de acuarelas
Paleta de acuarelas

La paleta de acuarelas mejorada.

Colores: Tonos fríos y cálidos.

Vamos a mejorar la paleta de acuarelas terminando de personalizarla con la elección de nuevos colores que surgen de los tonos fríos y cálidos de tres colores primarios. Recuerda, una paleta es algo que se hace con el tiempo. Es mejor conocer los colores poco a poco y no empacharse de ellos. Así, nos damos tiempo para entender como realmente funcionan.

AMARILLOS

Tonos fríos y cálidos

Entre los tonos más cálidos añadiría a la paleta un amarillo cromo oscuro o un naranja cromo o cadmio.

El amarillo es el color más claro de nuestra paleta, teniendo en cuenta lo dicho anteriormente el amarillo cadmio que ha sido el que he seleccionado como amarillo básico, es un color muy pigmentado, buena opacidad y mezcla bien. Es recomendable diluirlo bien para obtener tonos más tenues.

ROJOS

Tonos fríos y cálidos

Desde el naranja más oscuro e intenso al magenta, la gama de colores rojos para acuarela es muy extensa con colores que nos dan muy diferentes resultados una vez están secos.

Entre los rojos fríos el clásico Rojo Alizarina, y para los tonos más oscuros un Rojo cadmio oscuro. En la zona intermedia un Rojo rubí

AZULES

Tonos fríos y cálidos

Siendo la gama de los azules más pequeña, para mi es uno de los colores con más variaciones en mi paleta personal. Creo que por extensión es algo que les sucede a casi todos los pintores, ningún azul es del todo el azul de nuestros deseos. Manías, tenemos todos,…

El azul clásico ha sido siempre el Azul Ultramar y esa es la razón por la que utilice este azul como básico, sin contar que es un color fundamental en la paleta de cualquier acuarelista. Mínimo dos tonos más son necesarios, contar con un Azul Prusia y un Azul Cobalto es lo mínimo. Yo añadiría un Azul Celureo, qué aún manchando mucho si se usa con cuidado es un azul muy atractivo, pero es por mi personal manía con los azules.

Podríamos decir que con estos colores nuestra paleta estaría perfecta para llevar a termino nuestros trabajos.

No obstante, para finalizar es necesario añadir añadir unos cuantos colores más. Estos colores son los más antiguos en la historia del arte y deben formar parte de cualquier paleta, me refiero a los sienas que van de sus tonos más amarillos a los tonos de tierra más rojizos.

TIERRAS

Tonos fríos y cálidos

Así, con los colores siena natural, siena tostado, más un rojo veneciano cerraría la paleta. Estos colores no ofrecen una gama de verdes, pardos, grises excelente al ser mezclado con nuestros azules.

Y como he dicho que soy un maniático de los azules añadiré un par de azules más para poder jugar más con los colores señalados hasta ahora.

Y no, no he olvidado los verdes! Después comento los verdes, pues, sobre los verdes se pueden escribir varios libros.

VERDES

Tonos fríos y cálidos

Con los colores mencionados hasta ahora se pueden obtener la práctica totalidad de los verdes existentes. Luego, “cada maestrillo tiene su librillo”, sus manías, sus rarezas, y esas cosas.

Por experiencia sé que los colores verdes que hay en el mercado aplicados directamente no resultan muy realistas al ojo humano, y en esto coincidirán casi todos los acuarelistas con cierta experiencia. Personalmente te recomiendo que investigues por tu cuenta e intentes hacer tus propios verdes.

Pero, no dejaré de mencionaré algunos verdes que son colores interesantes, y puedes tener entre los colores de tu paleta para que tengas verdes.

COLORES EXTRA

Tonos fríos y cálidos

Entre los colores extra, están dos azules preciosos y un rojo escarlata. Y ya está! Esta sería una paleta completa que al incluir los tres primarios sumaría un total de 24 colores, demasiados para comenzar. A mi juicio con 14 ó 15 sería más que suficiente. Pero eso ya lo dejo a tu elección,…

En lo personal y para comenzar con dos colores de la gama de cada más su primario tendrías nueve colores, más los tres tierras, son doce. Añadiendo, un verde y un azul más, tienes los 14 colores mencionados.

Una paleta de acuarela excelente para comenzar, y el resto de colores para ampliar más adelante en función de nuestros avances.

Recuerda que, la paleta de acuarelas de cada artista es algo que se hace con la experiencia, que cambia con el tiempo, y que finalmente resulta ser una expresión de su personalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *