El papel de acuarela

 Los mejores papeles para acuarela se fabrican al 100% con algodón. Las fibras del algodón son largas, fuertes, y absorbentes, esto es lo que las convierte en un material ideal para la producción de papel de acuarela. Resistencia y durabilidad son los factores que determinan la calidad del buen papel de acuarela. Los mejores papeles no se deforman, ni se arrugan por el exceso de humedad, ni incluso cuando se saturan con grandes cantidades de agua.

Apuntes sobre el proceso de fabricación del papel.

Durante el proceso de fabricación al ir formándose las diferentes capas de fibras que conforman la hoja de papel de acuarela, es prioritario lograr una  disposición aleatoria de las fibras de algodón; pues será esta disposición aleatoria en contraposición con una disposición unidireccional la que otorgará al papel de acuarela la mayor resistencia a la deformación.


 Los papeles para acuarela más eficaces están imprimados internamente y externamente. La imprimación contribuye a que el papel conserve su forma y lo prepara para que absorba la cantidad perfecta de humedad, pudiendo por tanto aplicarse múltiples capas de pintura para crear una mayor profundidad. Un papel de estas características puede soportar las técnicas más agresivas y mantendrá los colores brillantes e intensos, incluso una vez secos.

La imprimación interna y externa del papel de acuarela crea papeles suaves, duraderos y resistentes que proporcionan las mejores superficies y nos ofrecen un alto rendimiento en lo que respecta a la aplicación del  color. De este modo, es posible aplicar varias capas de color sin que se deforme, lo que posibilitará el logro de potentes tonos oscuros y luminosos tonos claros.

Es relevante entender que al igual que en el caso de los pigmentos o pinturas de acuarela en el caso del papel también existen notables diferencias que están directamente relacionadas con la composición del mismo. Para entender mejor el concepto de calidad del papel de acuarela y las diferencias en la calidad os el próximo vídeo.

La calidad y la marca del papel de acuarela pueden tener una enorme influencia en los resultados de pintura. Podría significar la diferencia entre el éxito y el fracaso. En este vídeo, la artista profesional, Jill Poyerd, compara los papeles de acuarela profesional, estudiantil y de grado académico, y cómo factores como el tamaño y los ingredientes del papel pueden impactar los resultados al pintar.

¿Qué técnicas tradicionales debería resistir un buen papel de acuarela?

1– Aguadas graduales: Una aguada gradual es la aplicación del color en un papel húmedo, empezando por arriba con un color intenso y rebajando paulatinamente el color para producir un efecto gradual, yendo de una masa de color en tono oscuro a la tonalidad más ligera. Para aplicar húmedo sobre húmedo, los colores deberían poder gotear, mezclarse y desplazarse por el papel.

2– Aguadas planas: Una aguada lisa es la aplicación de una capa fina de color en un papel seco para crear un bloque suave y homogéneo de color. El papel no ha de ser suave para este proceso, basta con que el papel no tenga defecto alguno.

3– Fusión de color: Para fusionar colores se aplicarán colores húmedos sobre la superficie previamente humedecida. El resultado será una suave fusión de los pigmentos.

4– Acumulación:  La acumulación se obtiene con la aplicación de múltiples capas de color. Cada capa de color se deja secar y se aplican nuevos colores sobre la anterior. Esto producirá un efecto transparente de vidriera.

5– Borde marcado: El borde marcado es una técnica que consiste en aplicar el color sobre el papel húmedo para trazar una línea fina y oscura sin que el pigmento se corra. Con esta técnica, nuestro trazo de color tan solo llegará hasta donde alcance la zona humedecida.

6– Lifting para retoques de color. El Lifting es un liquido con el que los principiantes pueden preparar el papel para poder  hacer correcciones en la pintura. Hay colores que se pueden eliminar del  papel con tan solo aplicar un paño húmedo, pero hay pigmentos muy persistentes que no saldrán con facilidad. Si se aplica el preparado lifting previamente sobre el papel deberemos esperar que seque para empezar a pintar. El uso de este preparado te permitirá retocar los colores con mucha más facilidad.

¿Qué papel de acuarela es el más indicado para mi trabajo?

Seleccionar el papel de la mejor calidad posible va directamente ligado a escoger el gramaje, el grano, y el formato de papel más ajustado a la obra.

¿Cual es el gramaje más indicado en el papel de acuarela?

El papel de acuarela de 300 gramos es el papel con el grosor perfecto para uso habitual, pero si quieres aplicar varias aguadas, un grosor mayor es lo más adecuado. Si vas a utilizar hojas de 300 gramos y aun así aplicar una gran cantidad de agua, es necesario estirar el papel antes, con la finalidad de minimizar las arrugas.

¿Qué quieren decirte cuando hablan del grano en el papel de acuarela?

Hay tres tipos de grano que siempre encontraras entre las características con las que se describe el tipo de papel de acuarela. La verdad es que la elección del papel por el tipo de grano se encuentra en función del tipo de trabajo que deseas acometer, y también es una cuestión de preferencia personal entre los artistas.

Grano satinado.

El papel de grano satinado posee una superficie muy suave. Prácticamente no tiene «mordiente», una consideración importante para el retrato y las aguadas suaves. Los ilustradores y miniaturistas utilizan el papel de grano satinado ya que el suave acabado del papel permite plasmar un alto nivel de detalle.

Grano fino.

El papel de grano fino tiene un acabado con menos textura y es la superficie más utilizada. Este papel suele producir las acuarelas más luminosas porque la mayor área de superficie alberga más color y por tanto refleja más luz.

Grano grueso.

El papel de grano grueso posee una textura pronunciada y variada para dotar a las acuarelas de un aspecto libre y distendido. El peso de la textura confiere a este tipo de papel un aspecto más artesanal.

¿Qué de formato de papel para acuarela necesito?

Es indiferente si escoges hojas, blocs, o cuadernos, el mercado ofrece una gran variedad de formatos, cada uno con sus bondades particulares.

La opción más recurrente por la que optan los artistas son las hojas de papel para acuarela. Generalmente estas hojas presentan sus bordes con barbas irregulares. Estas hojas ofrecen la superficie perfecta para obras individuales y pueden cortarse fácilmente para adaptarlas al tamaño deseado.

Los blocs encolados son juegos de hojas de papel para acuarela previamente estirado. Los hay encolados en un solo lado pero por lo general suelen encolarse a los cuatro lados, con lo que se elimina la necesidad de humedecer y sujetar con cinta adhesiva el papel cuando se pinta en el exterior. Finalizado el trabajo, la hoja puede separarse cuidadosamente utilizando una cuchilla. Los blocs suelen tener una tapa trasera de cartón robusto, lo que nos permitirá usar el cuaderno como tablero de dibujo cuando estamos en el exterior. Estos blocs de dibujo son muy utilizado en la actualidad en la práctica del Urban Sketching.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *